Compartir

El jugador del Real Madrid, Rudy Fernández, acabó en el hospital tras el partido con el Baskonio. Sin embargo, el árbitro del encuentro le ha acusado de simular una acción.

Fernández, tras chocar accidentalmente con Vince Poirer, cayó al suelo cubriéndose la cara, pero los árbitros interpretaron que el jugador del Real Madrid estaba fingiendo y le hicieron gestos para que se levantara. Esta actuación del colegiado no ha sentado nada bien a su entrenador, Pablo Laso, que se lo echó en cara durante la rueda de prensa: “Hombre, a mí que piten flopping a un jugador que está en el hospital por ese golpe… En el baloncesto hay muchos golpes, pero flopping es simular una acción y no sé si a mí me gustaría que me dieran un golpe en la cara por eso”.

Fernández no terminó el encuentro y tuvo que ser trasladado al hospital, ya que según su entrenador tenía el ojo y el rostro muy hinchados y les preocupaba que hubiera fractura. Sin embargo, según ha informado ‘Marca’, el jugador balear no ha sufrido ninguna rotura y podrá disputar junto a su equipo la Copa del Rey de baloncesto que comenzará el próximo 14 de febrero.