Quantcast
miércoles, 25 noviembre 2020 12:05

Reinier, el último quebradero de cabeza para el Madrid

No es un secreto que el Madrid tiene sobrepoblación en su plantilla. Esto ha hecho que la directiva emplee una política de cesiones de jugadores jóvenes que prometen mucho. Este es el caso de Reinier Jesús, quien fue a recalar en el Borussia para que tenga minutos y termine así de concretar su evolución.  El mediocampista se ha convertido en una pieza vital para los germanos quienes están luchando para dar la sorpresa en la Bundesliga y en la Champions. El chaval llegó al conjunto merengue como elección perfecta para ser el venidero mariscal de campo, pero sin oportunidades con Zidane lo mejor era salir de él para que siguiera fugándose con los grandes de Europa.

Reinier quiere enfocarse en poder convencer a Zidane. El brasileño siente que puede hacer el equipo con los blancos. Aceptó su salida como una opción sana de ir puliendo su estilo al fútbol europeo y además poder mostrarle mejor al técnico galo sus cualidades y destrezas como jugador. En Alemania ya está explotando y es lo que importa para un chaval que quiere ser el venidero mediocentro indiscutible de los merengues. “Ha demostrado que es un jugador de calidad y de futuro seguro”, era lo que decía Zidane en su momento, pero con Casemiro, Kroos, Modric y Valverde es complicado que le dé minutos.

Reinier a la espera de una oportunidad

Rienier está tranquilo. Sabe que es un activo valioso para el Real Madrid por ello no cree que sea pieza de cambio en el venidero mercado, por el contrario, la directiva confía que siga teniendo buenas actuaciones en Alemania para ver cómo le hacen un hueco para el equipo de la nueva generación donde hay muchas expectativas. El problema es que el brasileño no siente que tenga oportunidades con los germanos, ya que en las últimas semanas ha visto pocos minutos y esto evita seguir evolucionando.

En las últimas semanas solo ha disputados unos 105 minutos en los 6 partidos en los que ha visto un poco de oportunidad para desarrollarse. Esto está molestando al Madrid, ya que los merengues los cedieron para que jugara y el Borussia aceptó esta condición, pues Reinier encajaba perfectamente en lo que se estaba buscando, pero para el entrenador aurinegro Lucien Favre.

Hay malas sensaciones

El Madrid lo que espera es que el brasileño no desperdicie su tiempo si no va a ser tomado en cuenta. La idea de la directiva merengue sería revocar la cesión y traerlo devuelta en enero, pero quieren esperar la buena fe del conjunto teutón para ver si esta realidad cambia en los venideros días y se pueda ver a Reinier más activo en la Bundesliga. Cuestión que desea con ansia el jugador y el propio club español.

Se dice que el plan principal sería buscarle otro equipo en enero. Alguno pequeño que quiera darle mayor progresión a un jugador que está muy buen conceptuado por los especialistas en la materia. Lo importante es que Reinier no desperdicie su temporada sin minutos y sin mejorar en su adaptación al siempre exigente fútbol europeo.

Comentarios de Facebook