Compartir

Los españoles Pelayo Roza y Pedro Vázquez se colgaron esta mañana la plata en la prueba de K2 500 de los Mundiales de piragüismo de Szeged (Hungría), mientras que Teresa Portela y Carlos Garrote lograron sendas medallas de bronce en la prueba de K1 200 metros con lo que además logran ambos el billete olímpico para Tokio 2020.

Pese a su juventud, Roza y Vázquez dieron un auténtico salto de calidad con un tremendo final con el que se acreditaron el segundo lugar en el podio e incluso hasta metieron presión a los vencedores, los bielorrusos Stanislau Daineka y Dzmitry Natynchyk, que aventajaron a los españoles en tan solo 35 centésimas.