Quantcast
sábado, 31 octubre 2020 15:29

Pep Guardiola mira a la Liga Española. “¡Qué fuerte!”

Pep Guardiola, entrenador del Manchester City, ha confesado que tiene una lista de jugadores para reforzar a su equipo en los venideros años. Estas piezas son chavales para que puedan jugar este par de años sin tener la ambición de estar en la Liga de Campeones, ya que los ingleses estarán pagando una sanción impuesta por la UEFA. El catalán mira con detenimiento LaLiga, ya que allí está la mejor cantera de Europa.

El técnico del City quiere ir renovando a la plantilla de su equipo. Ya varias piezas pasan de los 30 años y las otras se marcharán al no poder disputar las competiciones continentales, por eso el español ve esto como una oportunidad para ir puliendo un equipo con piezas muy jóvenes que puedan dar competencia en la Premier League y cuando se dé la posibilidad de jugar de nuevo la Champions ya estén curtidos para convertirse en figuras de talla mundial.

Pep está al tanto de la evolución de dos perlas de LaLiga. El primero es el valencianista Ferrán Torres, quien es considerado como uno de los mejores dentro de su demarcación. El problema con este jugador es que está haciendo tentado por el Real Madrid, pero Guardiola ha hablado con el chaval ofreciéndole la oportunidad de poder jugar a diario yu tener un rol preponderante dentro del City, cosa que no tendría con el conjunto merengue, que en los últimos años ha cedido varias de sus piezas jóvenes por no tener cabida en la plantilla principal.

Mikel Oyarzabal: Un extremo para Guardiola

Oyarzabal también está en la órbita de Guardiola. El entrenador del Manchester City está encantado con las habilidades de este extremo vasco de la Real Sociedad que en la actual temporada de LaLiga ha dejado buenas estadísticas.

Hasta la fecha Oyarzabal tiene 9 goles y su precio es totalmente asequible para un club como el City que tendrá las arcas totalmente llenas con el éxodo de jugadores de la actual plantilla que se marcharán ante la sanción de la UEFA. El chaval oriundo de Eibar está entusiasmado con la idea de marcharse a Inglaterra y tener una carrera en una de las ligas más prestigiosas que hay en el mundo.

La directiva de la Real Sociedad no va a poner trabas para su marcha siempre y cuando se paguen los 50 millones de euros que los donostiarras esperan por él. Esto lo sabe Guardiola, quien no perderá tiempo en buscar bajar los precios, ya que es una inversión para el futuro.  

Comentarios de Facebook