Compartir
Marina García / Facebook

La nadadora Marina García, del Club de Natación Sabadell, se recupera satisfactoriamente en China de la operación a la que ha tenido que someterse tras tragarse un hueso de pollo en la cena. Afortunadamente no ha sufrido una incisión importante.

Según ha informado ‘Marca’, la intervención se ha producido a tan sólo unos días del Mundial de piscina corta que se celebra en Hangzhoum y, aunque no está confirmada su participación, la barcelonesa sí ha mostrado su disposición a tomar parte en los 200 estilos el sábado y los 200 braza el domingo.

Marina García es una pieza clave de la delegación española de natación.