Compartir

Los cuartos de final de la 67ª edición del Trofeo Conde de Godó se disputan este viernes 26 de abril. Rafael Nadal, el vigente campeón, medirá sus fuerzas con las del alemán Jan-Lennard Struff. El balear se deshizo en octavos de su compatriota y buen amigo David Ferrer (6-3 y 6-3), en un choque que supuso la despedida del de Jávea del Real Club de Tenis de Barcelona. Por su parte, el germano eliminó a una de las sensaciones de la ATP, el griego Stefanos Tsitsipas (6-4, 3-6 y 6-2).

El vencedor de dicho enfrentamiento se verá las caras en semifinales con el ganador del duelo entre Dominic Thiem y Guido Pella. El austriaco se impuso en octavos a Jaume Munar en dos mangas (7-5 y 6-1), mientras que el argentino, que ya realizó un fantástico torneo en Montecarlo, doblegó al francés Benoit Paire por 7-5 y 6-3. Sin duda, un Nadal – Thiem sería una final anticipada en tierra batida.

El otro representante nacional en cuartos de final en la Ciudad Condal es Roberto Carballés, que tendrá que jugar ante uno de los huesos más duros de roer del circuito tenístico masculino, el japonés Kei Nishikori. El tinerfeño apeó del campeonato al chileno Christian Garín por 6-4 y 7-6 (2), al tiempo que el nipón no tuvo piedad del joven canadiense Félix Auger-Aliassime (6-1 y 6-3).

Daniil Medvédev y Nicolás Jarry se disputarán el pase a las semis del Godó, todo ello siendo conscientes de la posibilidad de medirse a Carballés o Nishikori en dicha fase de la competición. El moscovita eliminó en Barcelona a Mackenzie McDonald (6-3 y 6-2), mientras que el chileno protagonizó una de las grandes sorpresas de la jornada de octavos de final al noquear al búlgaro Grigor Dimitrov por 6-2, 4-6 y 6-7 (2).