Quantcast
martes, 24 noviembre 2020 8:01

Opel en España cree “necesario” un plan de incentivos para el vehículo eléctrico

El director general de la marca Opel para España, Pedro Lazarino, cree “necesario” un plan de incentivos para el vehículo eléctrico en el país. Esto se debe a que, aunque la venta de este tipo de automóviles está aumentando “rápidamente”, sus matriculaciones siguen “por debajo de otros países productores”.

La planta zaragozana de Figueruelas fabrica en exclusiva el Opel Corsa, tanto en su versión combustión –gasolina y diesel– como eléctrica. Lo hace gracias a la plataforma multienergía de PSA, que permite que, en una misma línea, se puedan hacer todas las versiones.

“Prácticamente uno de cada seis Opel Corsa que se fabrican pertenecen a su versión eléctrica: un éxito que demuestra el potencial de esta propuesta y el fuerte crecimiento de la demanda de vehículos cero emisiones en los principales mercados europeos”, ha detallado el director general de la marca Opel para España y Portugal.

“En este contexto –ha continuado–, no nos podemos quedar atrás en la comercialización y la producción de unos automóviles que representan el futuro del sector. Aunque los vehículos electrificados están aumentando rápidamente en España, sus matriculaciones siguen estando por debajo de otros países productores”.

Por ello, Lazarino ha incidido en que es “necesario” establecer un plan de incentivos “más ambicioso y estable”, así como “una mayor inversión” en puntos de carga e infraestructuras. “Hay mucho en juego”, ha aseverado.

En este sentido, el director del Clúster Ibérico de Grupo PSA y de la Planta de Figueruelas, Juan Antonio Muñoz Codina, ha recordado que hace poco más de un año, Felipe VI se convirtió en la primera persona en ponerse al volante de “lo que entonces era un proyecto ambicioso para un futuro sostenible: el Opel Corsa-e”.

“Tan solo 13 meses después, la versión eléctrica del Opel Corsa supone ya un 16% de la producción de este modelo en la planta de Zaragoza de Grupo PSA. Una cifra que dice mucho sobre el éxito de esta nueva propuesta, la flexibilidad que proporcionan las plataformas multienergía y la capacidad de adaptación de las fábricas españolas del grupo”, ha agregado.

Este 16% es para la compañía “todo un hito” que afianza la apuesta de Opel por la electrificación y que supera el crecimiento de la presencia de vehículos eléctricos en los mercados europeos, donde representaron un 9,9% de las matriculaciones de turismos nuevos en el tercer trimestre del año, según datos de la Asociación de Constructores Europeos de Automóviles (ACEA).

VEHÍCULOS ELÉCTRICOS MÁS VENDIDOS

En España, el Opel Corsa-e forma parte del ‘top 10’ de vehículos eléctricos más vendidos, con 334 matriculaciones entre enero y octubre y una cuota del 2,8 por ciento en esta categoría. Un porcentaje que se ha elevado hasta el 3,9% en octubre.

Según ha señalado la empresa, desde su lanzamiento, el Opel Corsa-e se impone como “un referente” entre los automóviles eléctricos del ‘segmento B’. Más allá de sus hasta 337 kilómetros de autonomía, su batería de 50 kilovatios hora (kWh), puede cargarse de forma rápida hasta el 80% de su capacidad en 30 minutos.

Gracias a su potencia de 136 caballos y su par máximo instantáneo de 260 newton metro (Nm), destaca por su capacidad de respuesta, agilidad y comportamiento dinámico. El Corsa-e solo necesita 8,1 segundos para acelerar de 0 a 100 kilómetros hora.

Lo único que distingue al Opel Corsa-e de los de gama térmicos es su sistema de propulsión eléctrica. Dispone de los mismos equipamientos, las mismas funciones de ayuda a la conducción avanzadas, las mismas calidades premium y el mismo espacio interior.

TECNOLOGÍAS

Además, según PSA, tecnologías normalmente reservadas a segmentos superiores llegan a los compactos urbanos de la mano del Corsa-e, entre ellos el sistema de iluminación adaptativa matricial IntelliLux LED que no deslumbra y que Opel estrena en la categoría. Los ocho elementos LED, controlados por la cámara frontal de alta resolución de nueva generación adaptan continuamente el haz de luz a la situación del tráfico y al entorno.

En cuanto a las funciones de ayuda a la conducción, el Opel Corsa-e cuenta con innovaciones como la cámara frontal de alta tecnología, el lector de señales de tráfico, el control de crucero por radar, el asistente lateral basado en sensores y el asistente activo de carril.

Asimismo, incorpora el control de crucero adaptativo, que mantiene una distancia de seguridad con el vehículo que tiene delante mediante el empleo de los sensores y la cámara de gran angular con posibilidad de visión en 180 grados. Además, puede frenar el Corsa-e hasta detenerse en caso de peligro de colisión. El aviso de vehículos en el ángulo muerto, así como una amplia variedad de asistentes de aparcamiento también están disponibles.

Comentarios de Facebook