jueves, 1 octubre 2020 1:18

Messi: cómo sus enemigos intentaron destrozarle

Lionel Messi ha decidido quedarse. Se queda porque no tiene otra opción, si mantenía la postura de irse, solo le quedaba la alternativa de ir a juicio contra el Barcelona y el astro argentino admitió que no quería llegar hasta allí, pues su barcelonismo va más allá de sus intereses personales, pero las ganas de respirar nuevos aires siguen intactas, pues el 10 confesó que no está a gusto con el proyecto deportivo de Bartomeu y además señaló que dentro de este proceso tan traumático se pudo dar cuenta quien era quien, ya que se tergiversaron tantas cosas de este asunto, que la leyenda culé se siente asqueado.

 Messi está consciente que el club necesita un nuevo proyecto él solo quería dar un paso al costado para sentir otras cosas. Pues simplemente no pudo ser porque uno de los principales enemigos del astro argentino preside el club. Bartomeu se salió con la suya y pudo retener al jugador con una serie de artimañas que truncaron las ganas del crack de poder marcharse. El viernes el delantero dio una entrevista para aclararlo todo. Confirmó sus ganar de jugar a otro lado y además dejó claro que su relación con la presidencia será muy distante de ahora en adelante.

Messi y su distanciamiento con la prensa

En todo este embrollo, Messi sabe quién es quién. Aseguró que estaba viendo desde la barrera como se dieron las cosas y quedó asombrado como gran parte de la prensa, en especial la de España, se le volteó y empezó a señalarlo como un “traidor” al club que le dio todo deportivamente y personal. Él y su entorno están claros del terreno que pisan y ahora más que nunca irán con la mentalidad de esperar que todo pase y en el venidero verano analizar la situación y decidir si se marcha o no. Todo indica que así será, pero esta vez gratis y sin ningún tipo de problemas.  

“No…No me sentí solo. Solo no. A mi lado han estado los que están siempre. Eso me basta y me fortalece. Pero sí me sentí dolido por cosas que escuché de la gente, del periodismo, de gente poniendo en duda mi barcelonismo y diciendo cosas que creo que no me merecía. También me sirvió para ver quién es quién. Este mundo del fútbol que es muy difícil y hay mucha gente muy falsa. Esto que ha pasado me ha servido para reconocer a mucha gente falsa que tenía en otra consideración. Me dolió cuando se puso en duda mi amor por este club. Por más que me vaya o me quede, mi amor por el Barça no va a cambiar nunca”, aseguró Messi en su entrevista al portal Gol.

Messi está seguro del terreno que pisa

Para Messi jugar con este ambiente no será fácil, pero él prometió darlo todo. A pesar que habrá elecciones dentro de seis meses no ve claro poder esperar que llegue otro proyecto deportivo. Ya su idea es poder jugar en otro ambiente y que este le propicie las condiciones para seguir aspirando cosas. Lo que puede ofrecer el Barcelona deportivamente ya no le satisface, pues el mismo confesó que las cosas no se están haciendo nada bien arriba y esto terminará pesando en la cancha, por mucho que se quiera dar todo. El jugador está consciente que la plantilla que actualmente tiene el club no da para ganarlo todo y en especial la Liga de Campeones, torneo que ansía el crack ganar de nuevo.

“Claro que me costó mucho decidir. No viene del resultado del Bayern, viene de muchas cosas. Siempre dije que quería acabar aquí y siempre dije que me quería quedar aquí. Que quería un proyecto ganador y ganar títulos con el club para seguir agrandando la leyenda del Barcelona a nivel de títulos. Y la verdad que hace tiempo que no hay proyecto ni hay nada, se van haciendo malabares y van tapando agujeros a medida que van pasando las cosas. Como dije antes siempre pensé el bienestar de mi familia y del club”, señaló ‘La Pulga’.