Compartir

El Barcelona pasó por encima del Atlético de Madrid, vigente campeón, y se impuso en el primer Clásico de la temporada (6-1) en la Primera Iberdrola, pese a que Amanda Sampedro adelantó a las visitantes en los primeros instantes de choque, remontando las locales y sentenciando ya en la primera mitad, donde fueron muy superiores sobre el terreno de juego.

La expectativa que se generó con este partido se cumplió nada más empezar. Y es que bien pronto se vieron goles en el nuevo Estadi Johan Cruyff. Pese a una primera intentona azulgrana, Robles mandó un balón preciso al área que remató al primer toque Amanda Sampedro para desnivelar la balanza.