Quantcast
jueves, 29 octubre 2020 15:27

Le dejan solo. “No puede ser”. Lebron James, en shock

La vuelta de la NBA está cerca. El próximo 30 de julio está previsto que las instalaciones del Walt Disney World de Orlando (Florida), acojan la parte final de la temporada de la NBA, al estilo de lo que ha hecho la ACB en l’Alquería del Basket en València. Lebron James es el alma mater de su equipo, pero estos han visto cómo uno de sus pilares básicos no podrá afrontar esta recta final.

De esta manera, Los Ángeles Lakers han visto cómo una de sus estrellas ha decidido renunciar a disputar esta fase final, dejando a Lebron James completamente solo. Algo que el jugador no puede creer. Tras esta renuncia, el equipo de la costa este ve peligrar su anillo, ya que la competencia en la NBA está siendo muy alta y esta fase final será muy exigente.

Estará completamente solo

Lebron James

El líder de los Ángeles Lakers y uno de los mejores jugadores de baloncesto en la actualidad, Lebron James, tendrá que afrontar esta recta final de temporada completamente solo. Y es que tras la renuncia de uno de los jugadores de su equipo para tomar parte en este final de temporada, el jugador norteamericano ve peligrar el anillo.

Avery Bradley ha comunicado a su equipo que no estará disponible para vestir la camiseta de los Lakers en esta parte final de la temporada. El equipo, ante la renuncia del jugador, podrá fichar a un nuevo miembro, pero esto les supone un problema.

En primer lugar, Lebron James no ha visto con buenos ojos que el jugador abandone el equipo en la parte más importante de la temporada. En segundo lugar, este nuevo jugador tendrá que enfrentarse al nuevo reto de ser el sustituto de uno de los hombres importantes del equipo, algo que no será fácil.

Y es que, más allá de la dificultad que supone alcanzar el deseado anillo en la liga norteamericana, este año hay que sumar lo exigente que será esa parte final, con todos los partidos concentrados en un mismo lugar.

¿Por qué renuncia Avery Bradley?

Avery Bradley

Pero la renuncia del jugador no ha sido por gusto. Resulta que Avery Bradley tiene un hijo con problemas respiratorios, y es muy probable que no reciba el visto bueno de los médicos para tomar parte en esta fase final de la temporada.

El jugador afirmó en unas declaraciones: “Estoy comprometido con mis compañeros de equipo de los Lakers y la organización, pero en un momento como este no puedo tomar una decisión que pueda poner la salud y el bienestar de mis seres queridos en el más mínimo riesgo”.

Además de todo esto, el jugador dejará de ingresa 650.000 dólares, tal y como consta en su contrato.

Veremos cómo se desenvuelve Lebron James en esta recta final, sin la ayuda de uno de los hombres importantes del equipo.

Comentarios de Facebook