martes, 22 septiembre 2020 3:30

Las cinco grandes razones de Leo Messi para dejar tirado al Barcelona

Lionel Messi continúa su lucha personal contra el FC Barcelona tras ese burofax en el que expresaba su deseo de salir del conjunto catalán y con el que puso en vilo a todo el barcelonismo. Muchos no lo quisieron creer, pero los peores presagios se cumplieron cuando el argentino no se presentó a las pruebas PCR a la que debían someterse los jugadores antes de comenzar los entrenamientos de pretemporada. El pleito es real, porque el crack ya no se siente más como un miembro de la plantilla y solo ve factible su salida.

Si bien parece que las cosas se complican cada vez más, porque Messi quiere irse libre y el Barça pide los 700 millones de euros de cláusula de rescisión, el padre del argentino tiene la misión de negociar ese adiós que tanto pesa. No obstante, quitando todo eso, el aficionado blaugrana se pregunta las razones del astro de Rosario para querer abandonar el club de su vida. La respuesta a esa interrogante solo la puede resolver el futbolista, pero a la luz saltan bastantes razones deportivas, económicas y personales, que dan indicios del porqué de su adiós.

Barcelona dejó de ser su lugar ideal

Leo Messi noches negras
Messi no se siente a gusto en Cataluña

Decir que una persona como Messi no es feliz en la Ciudad Condal puede parecer irreal para muchos. Con dinero, fama y muchas comodidades, todo indica que debería estar bien; pero para el astro argentino hay cosas que son esenciales que se han ido perdiendo con el paso de los años. Las constantes caídas deportivas, la perdida de compañeros importantes (los Xavi, Iniesta, Puyol, Neymar…), los problemas con Hacienda, los ataques planeados por la dirigencia de Bartomeu, la nula comunicación que tiene con este y que su voz cada vez sea menos escuchada; todo eso ha minado la felicidad del argentino que, viviendo en Cataluña, parecía inagotable. Con las malas formas de despedir a jugadores, como a su amigo Luis Suárez, terminaron con lo que quedaba de ganas de permanecer y ahora su salida es inminente.