sábado, 26 septiembre 2020 8:23

Las “cagadas” y salidas de tono que pusieron a Piqué en el punto de mira

Gerard Piqué se ha caracterizado por ser un jugador que ha cometido muchas “cagadas” y salidas de tono que le pusieron en el punto de mira de todos los medios de comunicación social de los cinco continentes.

Si bien es cierto que el defensa central puede ser catalogado como uno de los futbolistas más experimentados de la plantilla blaugrana, su boca es conocida por ser extremadamente imprudente y con poca jerarquía durante las ruedas de prensa con los periodistas. Es por ello, que os presentaremos una breve lista con algunas de las metidas de pata que ha tenido Gerard Piqué.

Gerard Piqué y su llegada en bicicleta

Gerard Piqué

Una victoria en la jornada 35 de LaLiga Santander era totalmente necesaria para que el Espanyol siguiera con posibilidades de quedarse en la máxima categoría del fútbol español, sin embargo, Gerard Piqué jamás iba a permitir que uno de sus rivales más grandes les ganara o mucho menos perderse la oportunidad de enviarles directamente a LaLiga SmartBank.

Para adelantarse a los hechos y poder hacer enojar a todos los hinchas de los “periquitos”, el zaguero del FC Barcelona llegó al Camp Nou en una bicicleta de doble suspensión y con freno de disco, la cual es utilizada mayormente para pruebas de descenso. Seguramente, el chiste era muy bueno para todos y se vio claramente cómo Gerard Piqué se mofó en la cara de todos y cada uno de los fanáticos del Espanyol, pero algunos consideraron esta acción como una falta de respeto a toda la institución catalana.

Para Francisco José Carrasco Lobo Carrasco, ex jugador del cuadro culé, de la selección española y panelista en el programa televisivo El Chiringuito habló de la imprudencia del tercer capitán de Barcelona. “Gerard Piqué lleva mucho tiempo metiendo la cuchara, porque sabe como picar a muchos estamentos, muchas aficiones, mucha gente, pero al margen de esto, paso al plano profesional, yo en el Barcelona no admitiría nunca que agarre la bicicleta. No llegaría ni a multarlo porque le diría a solas como tiene que comportarse, sobre todo a nivel de escaparate. El Barcelona es un club donde el futbolista no se representa a sí mismo, representa al club, y él tiene que volver a la realidad, que es comportamiento profesional. Pero claro, él quiere jugar a lo otro”, comentó.