Compartir

Zion Williamson, una promesa del baloncesto estadounidense, sufrió una seria lesión de rodilla cuando los correajes de su zapatilla cedieron a los 33 segundos de juegos y se la prenda se reventó en pedazos.

Williamson se apoyó sobre su pie izquierdo y su zapatilla literalmente se reventó, lo que le produjo una lesión en la rodilla y tuvo que retirarse del partido.

La marca responsable podría enfrentarse a una demanda por causar una lesión en el baloncestista.