Compartir

La Juventus de Turín no participará en la International Champions Cup que se disputará este verano en Estados Unidos, tal y como ha adelantado ‘The New York Times’.

De esta manera el equipo italiano intenta evitar que su estrella Cristiano Ronaldo pueda ser retenido por las autoridades norteamericanas como parte de la investigación por un presunto caso de violación cuando ponga un pie en el país.

La Policía de Las Vegas abrió una causa contra el crack portugués después de que la modelo Kathryn Mayorga denunciara que el delantero presuntamente abusó de ella en la habitación de un hotel de la ciudad en 2009, hechos que el deportista ha negado con rotundidad.