lunes, 28 septiembre 2020 21:47

La boutique de boxeo Morales Box retoma su actividad con clases particulares tras el parón por la COVID-19

La boutique de boxeo Morales Box ha retomado su actividad con clases particulares en sus centros de Madrid y País Vasco tras el parón provocado por la crisis sanitaria y económica por la COVID-19, anunció en un comunicado.

En los cinco ‘boxing boutiques’ que Morales Box tiene repartidos por Madrid, cuatro, y País Vasco, uno en Bilbao, la compañía ya ha llevado a cabo el proceso de desinfección de sus instalaciones bajo la garantía de empresas homologadas y certificadas por Sanidad, y adoptando nuevos protocolos de seguridad.

En los cuatro centros de Madrid -Chamberí, Chamartín, Las Tablas y Alcalá 507-, y como consecuencia de la limitación en los aforos, Morales Box ha puesto en marcha un sistema de clases personales, que el cliente puede adquirir por bonos o clases sueltas con promociones que ayuden a la vuelta progresiva a la vuelta a la actividad.

“Más allá del cumplimiento de los dos metros de distanciamiento social, y de la imposibilidad de utilizar en esta fase las duchas y vestuarios, los clientes no notarán grandes cambios en su entrenamiento“, ha afirmado Raquel de la Orden, directora de Expansión y Franquicia de la cadena.

En su centro de Bilbao, la compañía estrena este lunes hoy su Fase 2, lo que significa que ya ha retomado sus clases grupales.

Además, para acompañar y dar servicio a sus clientes en estas semanas de confinamiento, Morales Box ha mantenido un intenso ritmo de clases a través de sus RRSS, adaptadas a los distintos estados físicos, y que han sido seguidas por gran parte de nuestros clientes y seguidores. “Esta situación nos ha hecho descubrir la posibilidad de ampliar nuestros servicios a distancia, pudiendo realizarlos en cualquier lugar del mundo y adaptando las clases a poder entrenar sin necesidad de material” la familia, algunos de ellos personales, otros a distancia e incluso otros para realizar fuera de las instalaciones”, afirma la directiva.

En cuanto a sus planes de expansión, Morales Box no ha dejado de avanzar en estas semanas de confinamiento. De hecho, la cadena prevé que a pesar de algunas semanas de interrupción obligada de las obras del nuevo centro de Valencia, el sexto gimnasio de la cadena entre en funcionamiento en septiembre.

Estas nuevas instalaciones, que operarán bajo el régimen de franquicia, y que serán el primer centro de la cadena en Valencia, estará ubicado en la zona de Cánovas, -calle Serrano Morales, 4-.Además de esta apertura, la compañía espera sumar una o dos boutique box más a lo largo de este año, ubicadas en Zaragoza y Barcelona.

Un éxito de campeonato:

El modelo de negocio Morales Box surge de la experiencia de Cristian Morales, doble Campeón de boxeo de España en peso ligero y Campeón del Mundo Hispano, además de haber disputado un Campeonato de Europa.

Tras impartir durante 20 años toda su experiencia en diversos clubes de boxeo tanto nacionales como internacionales, y dedicar más de 16 años a competir alrededor del mundo, en 2016 pone en marcha su primer centro Morales Box con el apoyo del empresario Rodrigo Hernando, amigo y socio en este proyecto.

Morales Box ofrece clases de una hora de duración desde las 7 de la mañana a 11 de la noche, basadas en un método personalizado de entrenamiento. Este hecho ha convertido a Morales Box en un espacio deportivo perfecto para todo tipo de público, -en concreto, el 45% de los clientes de la compañía son mujeres, donde los entrenadores de la compañía enseñan a sus socios la esencia del boxeo, alternando las series con trabajo en los sacos y ejercicios físicos.

Más información de la compañía:

Morales Box es la primera boutique de boxeo de nuestro país, fundada en 2016 por el doble Campeón de boxeo de España en peso ligero y Campeón del Mundo Hispano, Cristian Morales y su socio Rodrigo Hernando.

La compañía está dedicada exclusivamente al boxeo para todos los públicos, donde el cliente elige entre entrenamientos en grupo o personales, pero siempre enfocado al bienestar de las personas. Por este motivo, en las boutiques Morales Box no hay contacto, si bien cuenta con un ring donde los más avezados y aventureros pueden poner en práctica su pericia.

Morales Box se dirige a emprendedores e inversores que buscan un modelo de negocio de reducida inversión -cercana a los 245.000 euros (con un canon de entrada de 25.000 euros -incluidos), y alta rentabilidad -el plazo de recuperación de la inversión es inferior a tres años-, en un sector en pleno crecimiento en nuestro país y con una baja competencia en la actualidad.

La compañía, que admite estar recibiendo numerosas propuestas tanto de personas en búsqueda de autoempleo, como de inversores, y de sus propios clientes, cuenta con un método de trabajo propio y pionero, soportado sobre un equipo multidisciplinar centrado en el desarrollo de la investigación en las diferentes manifestaciones físico-deportivas y comprometido con la rentabilidad del franquiciado.