Quantcast
viernes, 30 octubre 2020 15:14

Iban para estrella y son unos ‘pufos’: Jesé y otros futbolistas acabados

Cada vez es más frecuente que las estrellas del fútbol empiecen a despuntar cada vez más jóvenes. Leo Messi, Kylian Mbappé, Cristiano Ronaldo o tantos otros fueron solo unos pocos de la gran cantidad de buenos jugadores que estallaron con poca edad. Sin embargo, al mismo tiempo, hay que saber controlar esa carrera y que, como le pasó a Jesé, no siempre se termina como se empieza.

Y, en ciertas ocasiones, son muchos los jugadores que nos las prometieron muy felices y han acabado muy lejos del rendimiento que se les presumía. El caso de Jesé es bien conocido (destacó en la cantera del Real Madrid y subió al primer equipo con 21 años), pero también hay otros nombres que fueron muy sonados entonces y que ahora son las sombras de lo que auguraban. Los conocemos.

Jesé Rodríguez tenía lo necesario para triunfar, pero el ideal superó a la realidad

Jesé Rodríguez, falsas realidades

El primer jugador que se nos viene a la mente es, sin duda, Jesé Rodríguez, uno de los futbolistas más prometedores de la casa blanca y que fue el mismo José Mourinho quien vio en él un portento del balompié. Allí, el portugués lo hizo debutar con el Real Madrid y poco tiempo después era sonado como uno de los jugadores que mejor podían dar al deporte.

De inmediato deslumbró. Se le llegó a comparar con Cristiano Ronaldo, del que se empezaba a decir que podía estar en cualquier momento a un nivel similar. Ni mucho menos. Porque como en muchos casos, se quedó en lo que pudo haber sido y no fue. El ideal nuevamente superó a la realidad, y Jesé no llegó a deslumbrar en fútbol mundial porque no quiso.

Él deseaba ser el rey de la noche. Se inventó el apodo ‘Jey-M’ e incluso se mandó a fabricar su propia corona. El descontrol comenzó de inmediato: millones de euros despilfarrados en lujosos deportivos, fiestas inmejorables, discotecas, alcohol, mujeres y embarazos no deseados. Una carrera que a partir de la grave lesión en 2014, fue cuesta abajo. Ahora, con 27 años, se encuentra prácticamente sin equipo, ya que pertenece al PSG, pero el club francés ni le inscribe y sigue jugando como cedido en el Sporting de Portugal.

Comentarios de Facebook