Quantcast
sábado, 31 octubre 2020 14:25

Hamilton no falla y Sainz abandona en una accidentada cita en la Toscana

El piloto británico Lewis Hamilton (Mercedes) se ha adjudicado este domingo el Gran Premio de la Toscana, novena prueba del Mundial de Fórmula 1, por delante del finlandés Valtteri Bottas (Red Bull) y del tailandés Alexander Albon (Red Bull), una carrera marcada por un accidente provocado por el coche de seguridad en el que el español Carlos Sainz (McLaren) vio arruinado su trabajo y tuvo que abandonar.

El triunfo del hexacampeón del mundo, que celebró su sexto triunfo del curso, quedó eclipsado por un grave incidente que pudo acabar en tragedia, todo en la séptima vuelta de la primera carrera de la historia del ‘Gran Circo’ en el Autódromo de Mugello, propiedad de Ferrari. Irónicamente, el causante del accidente fue el que saltó, precisamente, para evitarlos: el ‘safety car’.

El cambio de normativa -que este año ha eliminado la línea del coche de seguridad, que ya no puede ser adelantado hasta que se cruza la línea de meta- y el hecho de que el conductor apagó las luces tarde, en medio de la última curva, hizo que Bottas y los pilotos de delante frenasen de manera inesperada.

Los de atrás, con el pie a fondo y empezando por Kevin Magnussen (Haas), se encontraron de repente con la situación. El danés pegó un frenazo, y tras él, el italiano Antonio Giovinazzi (Alfa Romeo) tuvo que esquivarle como pudo. Sin embargo, el canadiense Nicholas Latifi (Williams) no le pudo evitar, y Sainz también se llevó por delante al Haas.

“¡Ha sido estúpido lo que ha hecho cualquiera que estuviera delante. ¿Quieren matarnos o qué? Es lo peor que he visto nunca”, señalaba Magnussen por radio. “Esto es lo que pasa cuando un ‘safety car’ apaga las luces tan tarde”, añadió Hamilton.

TROMPO DE SAINZ Y ABANDONO DE VERSTAPPEN

Antes de todo, la salida ya había agitado el Gran Premio. El hexacampeón del mundo, ‘poleman’ del sábado, se veía superado por su compañero de equipo, y el holandés Max Verstappen (Red Bull) se quedó fuera de combate tras ser embestido y sacado de pista en una acción en la que Sainz realizaba un trompo y perdía posiciones. Esa bandera amarilla fue la que provocó la entrada del polémico coche de seguridad.

Después de la bandera roja que obligó a detener la carrera, esta se reanudó desde la parrilla con Hamilton recuperando el puesto de privilegio ante Bottas. El monegasco Charles Leclerc (Ferrari) se puso tercero, pero apenas aguantó unos giros hasta que el australiano Daniel Ricciardo (Renault), el tailandés Alexander Albon (Red Bull) y el mexicano Sergio Pérez (Racing Point) consiguieron superarle.

Otro accidente, en esta ocasión del canadiense Lance Stroll (Racing Point), hizo ondear de nuevo la bandera roja mientras se retiraba el monoplaza de entre las curvas 6 y 7. De nuevo, parón antes de reanudar la carrera, en la que Ricciardo pasó efímeramente por la segunda plaza antes de que Bottas le devolviese el adelantamiento.

Mientras las ‘flechas plateadas’ celebraban su doblete, Albon sobrepasaba al oceánico para auparse al tercer cajón del podio, que pisó por primera vez en la Fórmula 1. Ricciardo, Pérez, el británico Lando Norris (McLaren), el ruso Daniil Kvyat (AlphaTauri), Leclerc, el finlandés Kimi Raikkonen (Alfa Romeo) y el alemán Sebastian Vettel (Ferrari) completaron el ‘Top 10’.

Así, Hamilton, que subió al podio con una camiseta con el lema ‘Arresten a los policías que mataron a Breonna Taylor’, se afianza en el liderato del Mundial con 190 puntos, 55 más que Bottas y 80 más que Verstappen. El Mundial tendrá ahora una semana de descanso antes del Gran Premio de Rusia, que se celebrará el 27 de septiembre en el Autódromo de Sochi.

Comentarios de Facebook