Compartir

La Guardia Urbana de Barcelona ha interceptado al jugador del FC Barcelona, Gerard Piqué, circulando por las calles de la capital catalana sin tener puntos en su carnet de conducir.

Según informa la ‘Cadena SER‘, una pareja de la Guardia Urbana le pidió la documentación al jugador y comprobaron que no tenía puntos, por lo que procedieron a la denuncia pertinente contra Piqué e inmovilizaron su vehículo momentáneamente.

Ya en 2014 fue denunciado por la Guardia Urbana por faltar al respeto a dos agentes al tirar al suelo la denuncia que le pusieron a su hermano, conductor en ese caso del vehículo. Fue acusado de desobediencia a la autoridad.