Quantcast
viernes, 27 noviembre 2020 19:06

El jeque del Málaga acusa al administrador judicial de “dilapidar” el principal activo del club

El máximo accionista del Málaga, Sheikh Abdullah Al Thani, ha acusado al admnistrador judicial del club blanquiazul, José María Muñoz Jiménez, de “dilapidar” el principal activo de la entidad con la aplicación del ERE que afecta a 14 jugadores de la plantilla y supone, según él, una pérdida de valor de 10 millones de euros.

Los abogados de Al Thani han presentado un escrito de alegaciones contra el informe de rendición de cuentas emitido por el administrador judicial por “atentar -indica en un comunicado- contra los intereses de la propiedad, ante su falta de rigor y transparencia a la hora de gestionar el club”, tras el ERE propuesto a la primera plantilla y la “delicada situación financiera” por la que atraviesa la entidad.

En relación a los ERE anunciados el pasado 20 de agosto y que afectan directamente a 14 jugadores de la primera plantilla del Málaga, Al-Thani tacha la decisión del administrador judicial de “equivocada y perjudicial” por “dañar de forma irreparable el activo principal del Club”.

En total, este despido colectivo implica, según él, la pérdida de valor de 10 millones de euros en activos, además de la renuncia del Málaga CF a obtener posibles ingresos por la venta de los jugadores incluidos en el ERE, cuyas cláusulas de rescisión suman alrededor de 242 millones de euros.

Con esta medida “unilateral e injustificada” adoptada por Muñoz Jiménez, Al-Thani le acusa de “dilapidar el principal activo del club y dificultar así el cobro de deudas por potenciales acreedores”, ya que, además, el despido colectivo implica el abono de indemnizaciones a los jugadores.

En este sentido, recordó que, tal y como ha advertido el sindicato de futbolista AFE, ante esta “medida desproporcionada” que es “completamente inadmisible”, los jugadores podrían presentar las denuncias por impagos ante la Comisión Mixta de la AFE y LaLiga, “lo que compromete la viabilidad deportiva y económica del club”.

“Es el enésimo ejemplo de la mala gestión del administrador judicial”, aseguró en la nota Al-Thani, quien reprochó a Muñoz Jiménez su “pasividad” y “falta de negociación” con los jugadores durante la pandemia de la COVID-19.

En esta línea, el máximo accionista ve “incomprensible” que el administrador judicial rechazara plantear un ERTE a los jugadores, primero por fuerza mayor ante la inactividad en la industria del fútbol, y luego por causa objetiva, como sí hicieron la mayoría de clubes, “una acción -apuntÓ la defensa de Al-Thani- que hubiera reportado una importante disminución de gastos en las arcas del Club”.

Por todo ello, Al-Thani propone un plan activo de venta de los jugadores de mayor reclamo en el mercado y con coste salarial elevado, con el fin de incrementar los ingresos a través de la partida de traspasos, así como otras medidas alternativas de rebaja salarial.

Asimismo, Al-Thani resaltó la “opacidad” en los movimientos de cobros y pagos “con casi 5 millones de euros sin justificar”, así como el secretismo en los contactos entre el administrador judicial y el grupo inversor BlueBay.

Por eso, el presidente del Málaga reclamó una “mayor transparencia” en la gestión del club y en las cuentas de la entidad, respecto de las que a día de hoy ni siquiera “existe un balance de pérdidas y ganancias provisional”, “no constando datos ni cuantías económicas sobre otras actuaciones con trascendencia económica” como, entre otros, fichajes, salarios y fichas.

En este mismo sentido, el máximo accionista recriminó a Muñoz Jiménez la falta de detalle en las informaciones, comunicaciones y relaciones de la entidad con las instituciones. “Esta nefasta gestión pone de manifiesto el poco sentimiento malaguista” del administrador judicial, una “falta de compromiso” de Muñoz Jiménez con la entidad que preocupa mucho a Al-Thani, ya que “con sus decisiones, el administrador judicial está conduciendo a una devaluación del patrimonio del Málaga, lo que puede llevar incluso a la desaparición del propio club”.

Por último, el propietario del Málaga advirtió al administrador judicial de que “si no protege el activo financiero del club, se le hará responsable”, y solicitó al Juzgado que le requiera para aportar determinada información, necesaria para poder fiscalizar su actividad.

Comentarios de Facebook