miércoles, 30 septiembre 2020 17:13

Bartomeu está harto y piensa venderlo… ¡Por 80M€!

Bartomeu se cansó. El presidente blaugrana está negociando su salida. Son tres años sin verle en su máximo rendimiento y está a punto de dejar marchar a Ousmane Dembélé por unos 80M€ al Manchester United, club que ya ha entrado seriamente en negociaciones con el Barcelona para finiquitar en días su traspaso. Sería la jugada perfecta por parte del directivo culé, ya que por esa banda pudiera utilizar a Griezmann y así recuperar una cantidad de dinero y sanear las finanzas de la entidad, además cuenta con el visto bueno del propio jugador francés, quien sueña con jugar en la Premier.

Bartomeu trajo a Dembélé como el sucesor de Neymar en el 2017, mientras el brasileño se ganaba su espacio en el PSG, el extremo derecho que llegó del Borussia por el  segundo fichaje más caro de ese verano no pudo terminar la temporada por culpa de una lesión a dos semanas de haber comenzado la campaña. Cuando estuvo para volver entonces su bajo rendimiento evitó que se ganara la confianza de un Valverde, quien no le veía condiciones y cuando al fin pudo hacerse un hueco su mala conducta terminó por zanjar su aventura en la entidad.

Bartomeu le ve como una salida con dividendos

El presidente del Barcelona necesita vender. La oportunidad que le ofrece el Manchester United llega en el mejor momento. Por ahora no hay certezas con Dembélé pues no se sabe cómo estará para el comienzo de temporada, solo que Koeman anunció que contará con él en su proyecto deportivo. Ahora con la seguridad de que Messi estará un año más en el club entonces las cosas cambian y con esos 80 kilos, se compraría a un buen jugador y guardar dinero para estabilizar económicamente a la institución. Por ahora el nuevo técnico sigue contando con el francés hasta que ocurra lo que está por pasar.

El Manchester United está en la búsqueda de un jugador veloz por la banda derecha. Pero sin la certeza de que Jadon Sancho llegue del Borussia Dortmund, entonces pensaron en el plan B y allí entró Dembélé, quien aun está bien conceptuado en la órbita europea ya que solo tiene 23 años, pero toda la experiencia necesaria para adaptarse a un equipo con tantas exigencias como el ManU, el cual quiere recuperar todo el prestigio perdido en los últimos años y una figura como Ousmane ayudaría. Sería como una simbiosis, ya que el jugador galo necesita demostrar que aún le queda en el fútbol de élite.

Un fichaje en cuestión de horas

La idea del United es poder concretar con el Barcelona. Aunque Dembélé cuenta para Koeman, la directiva culé está dispuesta a salir de él y más por esa oferta tan atractiva en tiempos de crisis económicas. Por ahora la prensa de la Ciudad Condal no adelanta nada, pero lo más seguro que antes del sábado cuando comience de nuevo LaLiga se tenga noticias de este movimiento. Bartomeu tampoco tiene claro que jugador traería, ya que le ha dicho que no a casi todas las propuestas que su nuevo entrenador le ha presentado sobre la mesa.