lunes, 21 septiembre 2020 0:00

Florentino arruina al Real Madrid. “¿Cómo?” Este plan le sale rana

La crisis del coronavirus ha repercutido en el mundo del fútbol, no sólo a la hora de finalizar las competiciones. En este sentido, y al ser un deporte negocio, las entradas y el aforro son una parte importante en los partidos. El Real Madrid, en este sentido, perderá dinero por el traslado de sus partidos al Estadio Alfredo di Stefano. Once jornadas de LaLiga Santander, que no servirán para que el conjunto blanco ingrese dinero por medio de las taquillas. Una situación que se agudiza en estas primeras jornadas, donde todos los partidos de la competición se jugarán a puerta cerrada como medida de las autoridades sanitarias. Las obras del Santiago Bernabéu provocan que el éxodo del vestuario blanco a la ciudad deportiva será inminente. Una ‘casa’ provisional, con el objetivo de ser un fortín para conquistar LaLiga Santander.

UNA MEDIDA PARA PALIAR LA CRISIS SANITARIA, PERO NO LA ECONÓMICA

El final de LaLiga Santander afectará a todos los equipos. Según aprobaron el Consejo Superior de Deportes (CSD), LaLiga y la RFEF, los encuentros serán a puerta cerrada y sin público. Por este motivo, el Real Madrid dejaría de ingresar una buena suma de dinero por sus 81.044 espectadores del Santiago Bernabéu. Aun así, hay que destacar que el país se encuentra en proceso de desescalada hasta el 22 de junio. Una ‘nueva normalidad’ en la que se incluirá la vuelta de la afición a la gradas de los estadios.

En el caso del Real Madrid, se producirá el éxodo al Estadio Alfredo di Stefano, con capacidad para 6.000 espectadores. De este modo, hablamos que la entidad blanca se mudará provisionalmente a un campo 13 veces menor que el Santiago Bernabéu. En términos de entradas, el conjunto que preside Florentino Pérez sólo podría albergar 12.000 entradas, en vez de 172.000 de su actual casa. Una pérdida importante que se traduciría en miles de euros sin ingresar, sin contar que tras la desescalada, sólo puede entrar un tercio del aforo total. Según calculan los expertos, unos 10 millones de euros por taquilla podría no ingresar el Real Madrid. No obstante, no afectaría a la economía del club debido a la multiplicidad de ingresos que tiene el club madrileño por otras vías.

LAS OBRAS DEL SANTIAGO BERNABÉU, LA RAZÓN PARA EL ÉXODO

Este éxodo tiene una razón más de peso en el seno de la entidad blanca. El Estadio Santiago Bernabéu está en estos momentos en obras para mejorar la actual apariencia. Unas obras que tienen como objetivo hacer de la casa merengue en el mejor estadio de Europa y en el más innovador del mundo. El proyecto incluye unas mejoras no sólo en el césped, sino también en el exterior con una nueva piel y un techo que cubriría el cien por cien de los asientos. Una remodelación que costaría entre 300 y 400 millones de euros una vez finalizada, y que ahora podría verse afectada por la crisis sanitaria de la COVID-19.

A pesar de que se necesitaría entre tres y cuatro años, las obras están avanzando en estos meses debido al parón de la competición por la crisis sanitaria. Ante este motivo, el Real Madrid tiene la razón y el motivo más que justificado para trasladarse al Estadio Alfredo di Stefano. Según comunican muchos medios, la entidad blanca no albergaría público en su ‘nueva casa’. Una decisión que todavía no se ha tomado de manera oficial, ya que deben contar con el beneplácito de la Real Federación Española de Fútbol.

EL ATLÉTICO DE MADRID OFRECE UNA SOLUCIÓN AL PROBLEMA DEL REAL MADRID

Aunque Madrid todavía se encuentra en Fase 2 del proceso de desescalada, el Real Madrid podría tener una solución al problema del aforo. Y es que el enero rival, el Atlético de Madrid, podría ofrecer el Estadio Wanda Metropolitano para terminar los partidos de Liga. Así lo ha comunicado el presidente colchonero, Enrique Cerezo, a los medios de comunicación en un acto de LaLiga. Todo ello, también está a la espera de que se pueda permitir público en los estadios tras la desescalada.

El conjunto blanco siempre jugaría en la casa del Atlético de Madrid cuando no coincidan los partidos en casa de ambos equipos. Por ello, Cerezo fue claro a la hora de mostrar su disposición al Real Madrid si le hace falta jugar en el Wanda Metropolitano: “Si ese tema se diese, que nadie dude que estaríamos a la disposición del equipo del Real Madrid”. El estadio, construido en 1994, es la casa del Atlético de Madrid desde el 16 de septiembre de 2017. Con una capacidad de 68.456 espectadores, es uno de los estadios más innovadores que hay en Europa, obtenido la máxima categoría UEFA en materia de estadios.