Compartir

La selección española vuelve a ilusionar. Después del batacazo del Mundial, donde el equipo entrenado por Fernando Hierro no logró pasar de octavos, el ánimo ha vuelto al fútbol español. Lo ha hecho en una nueva competición, la UEFA Nations League, en la que España ya suma dos victorias. Todo ello ante dos selecciones de entidad como Inglaterra y Croacia.

Luis Enrique introdujo varios cambios respecto al partido ante Inglaterra. Dio descanso a Marcos Alonso y a Thiago para dar entrada a los debutantes Gayà y Ceballos. Arriba dejó fuera a Iago Aspas y metió a un Marco Asensio que fue decisivo y realizó uno de los mejores partidos de su carrera. Por su parte, Croacia introdujo varias novedades respecto al Mundial. Jugadores como Lovren, Mandzukic o Rebic no fueron convocados, y Zlatko Dalic dio una oportunidad a Mitrovic, Kovacic o Santini.

El partido comenzó igualado hasta que llegó el primer gol de España. Carvajal la puso desde la derecha con el exterior, y Saúl remató de forma impecable a la red. Minutos después, Asensio robó un balón en la frontal del área y sorprendió a Kalinic. Solo dos minutos más tarde, el madridista volvió a intentarlo y el balón volvió a acabar en la red. España dominaba y Rodrigo estuvo a punto de marcar el sexto antes del descanso.

En la segunda parte, nada cambió. Rodrigo marcó, ahora sí, el cuarto después de un buen pase al espacio de Asensio, el quinto cayó en un córner tras un buen remate de Ramos e Isco marcó a 20 minutos para el final para poner el 6 – 0 definitivo en el marcador.

España mostró un juego más vertical, con una pegada que ya no se recordaba desde hace mucho tiempo. Superó con comodidad a la subcampeona del mundo, sin titubear y sin dejar de jugar cuando el resultado ya era abultado. España vuelve a ilusionar pero, recordemos, esto acaba de empezar y queda mucho camino por recorrer.