Quantcast
sábado, 24 octubre 2020 14:06

Los Supervivientes de España a los que Luis Enrique no se atreve a tocar

-

Luis Enrique tomó las riendas de España y su plan principal ha sido la renovación. Pero la misma no se ha dado de golpe y porrazo. Por el contrario, el entrenador ha apostado a mantener un pequeño núcleo de jugadores “veteranos” que todavía pueden aportar al equipo nacional, gracias a su irrefutable calidad y porque físicamente aún pueden estar. “Lucho” ha buscado la savia nueva, pero que la misma tenga roce con los históricos para que aprendas de una generación de jugadores que lo ganó todo en un ciclo muy laureado del fútbol ibérico. Por ello no ha buscado tener una plantilla totalmente nueva, dado a que la experiencia es importante en un torneo como la Eurocopa.

Es cierto que hay nombres nuevos y no tan nuevos. España tiene plantel con demasiado talento. Uno de los cambios más notables es que Luis Enrique no se ha enfrascado en solo depender de jugadores provenientes del Madrid o del Barcelona. El míster ha buscado la variedad y ahora hay más chavales de distintos equipos del mundo y del futbol nacional. Aunque dentro de la plantilla hay jugadores que ya están curtidos en las distintas competencias, pero el entrenador quiere que los campeones del 2012 tengan la responsabilidad de liderar esta nueva camada.

Ellos son Sergio Ramos, capitán, Sergio Busquets y Jesús Navas, miembros de ese equipo pletórico que logró el doblete con una goleada épica ante Italia. La continuidad que le ha dado Luis Enrique se basa también en que los tres están pasando por un gran momento con el Real Madrid, Barcelona y Sevilla. Además, físicamente los tres tienen todavía mucho que dar para la selección de España.

1
Sergio Ramos, el capitán de España

Ramos es el capitán tanto del Madrid y de España. A sus 34 años está en plenitud de condiciones para seguir liderando cualquier proyecto con la selección. Hace poco fue seleccionado entre los mejores defensas de la historia y la temporada pasada fue uno de los máximo goleadores de los merengues. Por estas razones sigue siendo tomado en cuenta por un entrenador que quiere hacer historia. El peso de Sergio Ramos hace falta para impulsar las ganas de una camada de grandes jugadores.

Ramos llegará a la justa del año que viene con 35 años, pero físicamente está a tope sin haber perdido ni una pizca de esa fuerza en la marca y el oportunismo para estar en lugar correcto en jugadas de pelota parada.

Atrás
Comentarios de Facebook