miércoles, 23 septiembre 2020 15:23

El terrible dilema que Kubo tiene que superar para seguir en España

Takefusa Kubo es uno de los juveniles más prometedores que hay en el fútbol español, sin embargo, sus esperanzas de jugar en el Real Madrid son pocas. Esto se debe a que el japonés de 19 años de edad no tiene un pasaporte que le permita jugar como extracomunitario en el equipo blanco, por lo que su futuro es una incógnita en estos momentos.

Es por ello, que si Takefusa Kubo sueña con debutar en el Estadio Santiago Bernabéu tendría que sacarse el pasaporte español, pero esto no es tan sencillo como parece, por lo que él se vería en la necesidad de elegir entre el documento japónes o el del país de piel de toro, ya que Japón no acepta el doble pasaporte en su estricta Ley de Nacionalidad Japonesa, a menos que sea cualquiera de estos tres casos:

  1. Tener doble ciudadanía antes del 1 de enero de 1985, cuando se promulgó la Ley de Nacionalidad.
  2. Adquirir varias ciudadanías al nacer, es decir, nacer de un padre ciudadano no japonés y obtener la ciudadanía de ese padre, o nacer en un país de derecho de suelo con alguno de los padres siendo japonés. Sin embargo, deben elegir una ciudadanía antes de los 22 años.
  3. Adquirir la otra ciudadanía involuntariamente. Por ejemplo, si una mujer de Japón contrae nupcias con un portugués, esto la convierte automáticamente en ciudadana de la nación lusa. En ese caso, Japón no anula su pasaporte.

No obstante, la única opción para que Takefusa Kubo sea español y pueda disputar partidos con el Real Madrid en condición de extracomunitario radica en la residencia, aunque la ley española dictamina lo siguiente:

“Esta forma de adquisición de la nacionalidad exige la residencia de la persona en España durante diez años de forma legal, continuada e inmediatamente anterior a la petición. Existen casos en los que el período de residencia exigido se reduce. Estos son:

  1. Cinco años: para la concesión de la nacionalidad española a aquellas personas que hayan obtenido la condición de refugiado.
  2. Dos años: para los nacionales de países iberoamericanos, Andorra, Filipinas, Guinea Ecuatorial, Portugal o personas de origen sefardí.

Sin embargo, el extremo derecho podría aplicar ciertas excepciones para conseguir el pasaporte español en un lapso de un año o tal vez en seis meses: El que, en el momento de la solicitud, lleve un año casado con un español o española y no esté separado legalmente o de hecho. Pero el dilema de Takefusa Kubo no terminaría ahí, debido a que esa acción lo obligaría a escoger entre ser español o japonés, tal y como marca la ley de su país en tres casos:

  1. Japoneses que han adquirido la doble nacionalidad a partir del 1 de enero de 1985, antes de cumplir 20 años: tienen de plazo para elegir la nacionalidad hasta los 22 años.
  2. Japoneses que han adquirido la doble nacionalidad a partir del 1 de enero de 1985, después de cumplir 20 años: tienen como plazo para elegir la nacionalidad los 2 años siguientes a la fecha de obtención de la doble nacionalidad.
  3. Japoneses que han obtenido la doble nacionalidad antes del 1 de enero de 1985: el incumplimiento del trámite de elección de nacionalidad se entenderá como una declaración de opción por su nacionalidad japonesa.
Takefusa Kubo futuro

Probablemente, el brillante futuro de Takefusa Kubo sea fuera de “La Casa Blanca” y Florentino Pérez, presidente del cuadro merengue, ya está al tanto de la situación y de las numerosas ofertas que le estarían llegando para que él se vaya cedido. Sin embargo, el japonés tiene bastante mercado y muchos son los clubes que quisieran tenerlo en sus filas.