Quantcast
martes, 27 octubre 2020 2:45

El “tapado” del Real Madrid para ganar el título, ¿Quién es?

El Real Madrid se convirtió en el nuevo monarca de LaLiga Santander luego de vencer 2-1 al Villarreal en el Estadio Alfredo Di Stéfano por la jornada 37 de la competición.

Indudablemente, el capitán Sergio Ramos y el delantero francés Karim Benzema fueron el aceite del motor merengue en esta recta final de la temporada. El conjunto blanco cambió totalmente después del regreso a las canchas por el parón generado por la pandemia del coronavirus, para de esta forma, obtener el título que se les ha escapado desde el año 2017. Asimismo, se puede decir que el artífice principal de la gesta “vikinga” es nada más y nada menos que el director técnico Zinedine Zidane, quien demostró nuevamente con un tremendo liderazgo que está para dirigir y hacer ganar a cualquier club “top” del continente europeo.

La opinión del presidente del Real Madrid

Real Madrid

“Todos han estado muy bien, pero especialmente Karim. Y todos, la verdad. Sergio que es el capitán y más que un capitán, Courtois que ha estado increíble, el entrenador que ha sido el artífice de todo. Ramos va a estar aquí toda la vida, que la gente esté tranquila. Ha estado impresionante como líder, el equipo es una piña y mucha culpa es suya”, recalcó Florentino Pérez, presidente del Real Madrid.

Al mismo tiempo, el mandamás dejó entrever su relación con el entrenador francés de 48 años de edad. “Zidane es una bendición del cielo y que le critiquen los que quieran, que nosotros seguiremos ganando títulos”, aseguró.

El héroe que trabajó en las sombras

Real Madrid

Sin embargo, nadie ha hablado y mucho menos ha elogiado el gran trabajo de uno de los actores principales del título número 34 del Real Madrid en LaLiga Santander durante esta temporada 2019-2020. Se trata nada más y nada menos que del preparador físico del conjunto blanco, Gregory Dupont, un hombre que fue un encargo personal del entrenador Zinedine Zidane y que, a su vez, llegó al teatro de la Castellana con el sello de garantía, tras haber tenido entre sus manos al gran fichaje del verano blanco, Eden Hazard, durante su pasantía en el Lille de la Ligue 1.

Además, la directiva del Real Madrid sabía que estaban fichando en ese momento a un estudioso del músculo que era reconocido dentro de su gremio como “científico”. Su llegada a “La Casa Blanca” fue posible luego que Zinedine Zidane perdiera la confianza en el preparador físico Antonio Pintus y, a su vez, gracias también a que la Federación Francesa, por medio de Didier Deschamps, le liberó de su compromiso con Les Bleus sin coste alguno. Todo esto en agradecimiento a sus servicios prestados durante la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018.

Del mismo modo, esto fue una forma en la que pudieron admitir la influencia que este profesional tuvo en el éxito del equipo, pese a que llegó poco antes del inicio del campeonato. Sin embargo, Gregory Dupont logró que los jugadores tuvieran una superioridad atlética y física sobre el resto de sus rivales, aspectos fundamentales que les permitieron levantar la copa más deseada por cualquier futbolista de élite.

El momento de la verdad

En este sentido, el rol de Gregory Dupont dentro del cuerpo técnico pudo verse de mejor forma durante la recta final de la temporada, la cual fue marcada por la pandemia del coronavirus. Si bien es cierto que él se marchó al confinamiento con el mayor reto de su carrera: que la plantilla se mantuviese en forma durante el periodo de inactividad, los resultados fueron los esperados por “Zizou” y la directiva: diez triunfos de diez posibles y el título de LaLiga Santander gracias a una increíble resistencia a la fatiga, debido a que el Real Madrid llegó a la jornada 37 con 100.5 horas menos de descanso acumulado con respecto a su rivales.

Gregory Dupont sabía que los jugadores del Real Madrid estaban ejercitándose en casa con profesionales de su confianza y en permanente contacto con él, por lo que al regresar a los entrenamientos solicitó los informes de las pruebas realizadas en Valdebebas y, posteriormente, comenzó a compararlos para calibrar los planes específicos que llevarían a todos al mismo nivel. Increíblemente, su plan salió a la perfección y, a su vez, consiguió que las condiciones físicas de todos los integrantes de la plantilla estuviesen acordes para el reto que se les avecinaba.

Todo marchó como Zinedine Zidane esperaba para el ocaso de la temporada, al solamente usar 40 de las 50 sustituciones de las que disponía, las cuales se llevaron a cabo casi que al final de cada uno de los encuentros. Viéndose claramente cómo el trabajo de Gregory Dupont permitió que el Real Madrid levantara el trofeo en el Estadio Alfredo Di Stéfano.

Comentarios de Facebook