Compartir
Twitter

El estadio Santiago Bernabéu acogerá el próximo 9 de diciembre, a las 20.30 (hora peninsular) la final de la Copa Libertadores 2018 que enfrentará al River Plate y al Boca.

El histórico partido tuvo que ser suspendido la semana pasada por los disturbios acaecidos en Buenos Aires y que llegaron a poner en peligro la seguridad de los jugadores.

El presidente de Conmenbol, Alejandro Fernández, ha justificado que el partido se dispute en Madrid, por motivos de seguridad “esta es una situación excepcional, tuvimos en buscar neutralidad y la ciudad de Madrid alberga todas las necesidades”.

🏆🏟 ¡La gran final de la #CONMEBOLLibertadores entre @CARPoficial y @BocaJrsOficial se jugará en el Santiago Bernabéu de Madrid el 9 de diciembre! pic.twitter.com/oZkKNdbU1P

— CONMEBOL Libertadores (@Libertadores) 29 de noviembre de 2018

La decisión llegaba después de varios días de polémica sobre cuál sería el mejor destino para celebrar el partido de vuelta de la final, y en el que se barajaba Doha, aunque desde el primer momento Madrid contó con el apoyo de la FIFA, la Real Federación Española de Fútbol y el propio presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez.

España está dispuesta a organizar la final de la #CopaLibertadores entre el @BocaJrsOficial y el @CARPoficial. Las FCSE y los servicios implicados, con amplia experiencia en dispositivos de este tipo, trabajan ya en el despliegue necesario para garantizar la seguridad del evento.

La Delegación del Gobierno, la ciudad de Madrid y el propio Real Madrid trabajan ya en el dispositivo de seguridad. En la capital hay unos 100.000 argentinos, y se espera la llegada de centenares de hinchas que no querrán perderse la final. Son muchos los que ya buscan billete a Madrid

La noticia que fue adelantada por ‘Jugones’, el programa que presenta Josep Pederol en ‘laSexta’, y anoche la confirmaba la Conmenbol.