Compartir
Twitter

Gerard Piqué ha perdido ante los tribunales en su litigio contra Hacienda, por lo que el jugador del Barcelona deberá pagar dos millones de euros en los próximos días.

La Audiencia Nacional ha tumbado el recurso que el futbolista había presentado contra la orden dictada en 2016 que le obligaba a abonar 2,1 millones de euros en multas e impuestos atrasados correspondientes a los ejercicios 2008, 2009 y 2010.

Aunque todavía cabe la posibilidad de recurrir ante el Supremo, el fisco considera que Piqué simuló ceder sus derechos de imagen a su compañía Kerad Project 2006 para pagar menos a la Agencia Tributaria, según ‘El País‘.