sábado, 26 septiembre 2020 8:41

El instructor propone el descenso de un Fuenlabrada que transmite su “total tranquilidad”

El instructor del expediente abierto al CF Fuenlabrada en el Comité de Competición de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) ha propuesto este sábado sancionar al cuadro madrileño con el descenso de categoría y una multa de 15.001 euros.

“La grave afectación producida a la competición solo se repara impidiendo participar en la misma a quien la causó”, escribió en un comunicado de 45 páginas Ricardo Esteban Díaz Sánchez, quien fue nombrado el pasado 22 de julio instructor del expediente abierto al ‘Fuenla’.

La actuación del equipo madrileño durante el último fin de semana de LaLiga SmartBank, su viaje a A Coruña en medio de una crisis de coronavirus en la plantilla, está siendo analizada desde entonces. El instructor propuso a finales de julio darle por perdido el partido suspendido ante el Deportivo, pero Competición lo desestimó y el partido se jugó a la espera de resolver el expediente.

Sobre el césped de Riazor, el Fuenlabrada dejó escapar la posibilidad de jugar el ‘play-off’ y ahora se enfrenta a un posible descenso administrativo. El instructor repasa los hechos y antecedentes en su comunicado, con hasta 87 puntos en los que desglosa lo ocurrido y las distintas denuncias de los equipos implicados y afectados. “El Fuenlabrada ha tratado por todos los medios de archivar el procedimiento, en un excesivo ejercicio de su derecho a la defensa”, dice el instructor.

Sin embargo, como ya hizo ver con dureza en su anterior comunicado, considera que el ‘Fuenla’ ocultó la realidad de sus casos de coronavirus y no tuvo la comunicación correcta con las autoridades. “Mucho más allá de un mero descuido o una intolerable imprudencia, la sucesión concatenada de hechos acreditados demuestra el reiterado intento por los responsables del club de ocultar la realidad de lo que venía sucediendo”, apunta.

“Se trató de una actuación insolidaria, que miró exclusivamente por el propio interés del club, en detrimento del resto de actores de la competición y no haber reparado en la posible afectación a la salud de los participantes”, añade, antes de analizar las posibles sanciones para tomar una decisión.

Al no haber “atenuantes ni agravantes” la sanción económica la deja en 15.001 euros. “La sanción que mejor sirve a los fines pretendidos es la de descenso de categoría. La conducta infractora supone una grave afectación de valores que se consideran capitales como la integridad de la competición, el buen orden deportivo, el fair play y la salud”, dice, dando 10 días para presentar alegaciones.

El Fuenlabrada contesta totalmente tranquilo

El equipo del sur de Madrid respondió de inmediato al instructor de la RFEF, recordando en primer lugar que sigue reclamando su inhabilitación por ser un “nombramiento ilegal” ya que fue nombrado Juez Instructor “el mismo día que se le asigna el caso”.

Además, denuncian que Esteban Díaz no es quien “escribe las providencias que firma, sino que el autor real de las mismas es el vicesecretario general de la RFEF, Miguel García Caba, un miembro de la cúpula federativa de la máxima confianza de Luis Rubiales y Andreu Camps“, dentro de un “procedimiento disciplinario que está plagado de infracciones procesales”.

“El CF Fuenlabrada SAD ya ha denunciado estos y otros hechos ante los Juzgados de Instrucción Penal y ante el Consejo Superior de Deportes, y llegará hasta las últimas consecuencias para probar y desmontar este turbio plan criminal del que ya obra prueba concluyente”, añade, al tiempo que muestra su “total tranquilidad”.

“El Comité de Competición no estimó que existiese conducta si quiera para la pérdida provisional de tres puntos, por lo que es técnicamente imposible que considere que se pudiese llegar a la locura absoluta de un descenso administrativo. Ha quedado probado que este club ha actuado en todo momento con transparencia y bajo las indicaciones minuto a minuto de LaLiga”, añade.