Compartir

El extremo brasileño que se encuentra en el ojo del huracán por su situación de tremenda tensión con el PSG por su posible salida destino Barcelona, parece no preocuparle lo más mínimo. El secretario técnico del club francés, Leonardo, le abrió la puerta al asegurar que “puede dejar el club si la oferta conviene”.

El PSG esperaba la llegada de su jugador el día 8 de julio pero no se presentó. El club le ha multado con 12.000 euros diarios, mientras su padre sale en su defensa y asegura que no era hasta el día 15 cuando tenía que volver a entrenar.

En cualquier caso, Neymar no parece muy preocupado, a la vista de las últimas imágenes en las que el jugado aparece jugando al futvoley en Brasil en compañía de unos amigos.