Compartir

Karin Benzema vuelve a estar en el ojo del huracán después de que se haya acusado a su entorno de “intento de secuestro”. Según ha publicado la francesa ‘Mediapart’, la justicia gala investiga la denuncia de un pequeño agente del mundo del fútbol que denunció el pasado 8 de octubre, que gente cercana al delantero habían intentado secuestrarte, con violencia, la noche anterior, tras el partido que enfrentó al PSG con el Lyon.

El agente Léo D’Souza incluyó además en su denuncia, que había sido agredido físicamente y acusaba directamente a un amigo de la infancia del delantero, Smäine Tabennehas, que en el momento de los hechos se encontraba con dos personas de confianza del jugador.

Según la publicación gala, que cita a D’Souza, todo fue una trampa que le habría sido tendida por “un amigo común de Benzema y D’Souza”. El agente cree que la agresión podría ser la respuesta a una disputa con el futbolista del verano pasado, cuando el jugador contrató sus servicios y le confió llevar 50.000 euros de Marruecos a Francia, y el intermediario no le habría hecho llegar el dinero. El demandante alegó que los funcionarios de aduanas se incautaron el dinero, mientras que D’Souza cree que se lo habría quedado.

Según ‘Mediapart’ el abogado de Karim Benzema, Sylvain Cormier,denuncia en cambio que todo lo que dice el agente son mentiras para “justificar sus actos”.

Ante la rocambolesca historia, Benzema se ha pronunciado colgando un mensaje en Twitter en el que ironiza con la denuncia: “Un allegado de Benzema toca el brazo a Souza, es un secuestro. D’Souza es fuertemente golpeado y no tiene ningún día de incapacidad laboral. D’Souza dice que Benzema estaba en la furgoneta, tesis desestimada por los investigadores. ¿Es este mundo serio?”.