Compartir

El mito ha vuelto. Chus Puras, con 56 años, uno de los pilotos más admirados de la historia del automovilismo español, se pone el casco otra vez, 12 años después de su última participación oficial, para conmemorar el centenario de Citroën. A los mandos de un Citroën C3 R5 de última generación, alineado por el equipo Sports&You, participará junto a su copiloto, Carlos Dorado, en dos de los rallies donde mayor número de victorias ostenta, Princesa de Asturias (13-14 de septiembre) y Santander-Cantabria (11-12 de octubre).

Auto Gomas, concesionario oficial Citroën en la capital cántabra, arraigado históricamente al mundo de la competición, y Blendio Moviedo, concesionario oficial Citroën en Asturias, han hecho posible que Chus Puras luzca de nuevo los colores del doble chevrón, con los que alcanzó sus mayores éxitos deportivos; entre ellos, seis de los ocho títulos que conquistó en el CERA (Campeonato de España de Rallies de Asfalto), donde continúa siendo el piloto más laureado, y, por supuesto, la memorable victoria con la que se alzó en el Tour de Corse de 2001, inaugurando el palmarés que Citroën Racing forjó a partir de entonces en los tramos del WRC (World Rally Championship).

Dos décadas después de haber hecho historia a los mandos del ZX 16V, el ZX Kit-Car, el Xsara Kit-Car, el Xsara T4 y el Xsara WRC, Chus Puras está preparadopara volver a citarse con la afición española al volante del Citroën C3 R5 que homologó el pasado año el departamento carreras-cliente de Citroën Racing. Un vehículo equipado con la última tecnología en materia de competición, al que el piloto santanderino se ha amoldado rápidamente durante las dos jornadas de pruebas efectuadas este fin de semana, por las carreteras del norte de Portugal, junto al equipo Sports&You.

 

Chus Puras y Pepe López, dos generaciones unidas por Citroën

El cántabro y su copiloto, Carlos Dorado, van a conjugar la experiencia y veteranía que atesoran con el potencial y la juventud de Pepe López y Borja Rozada, los integrantes del Citroën Rally Team,la nueva estructura deportiva que está permitiendo a Citroënreverdecer los laureles logrados en España desde la época de Chus Puras.

 

Retomando el legado del santanderino, el joven madrileño ha estrenado a lo grande el Citroën C3 R5 ante el público español, adjudicándose, en la primera fase del calendario, cuatro victorias (Córdoba, Canarias, Ourense y Ferrol; una de ellas, además, con trascendencia a nivel europeo) que le han situado como favorito para ganar los dos certámenes más relevantes del panorama nacional: el novedoso S-CER (Supercampeonato de España de Rallies), implantado a principio de año por la Real Federación Española de Automovilismo, que combina pruebas de tierra y asfalto, y, al mismo tiempo, el emblemático CERA (Campeonato de España de Rallies de Asfalto).

Una vez más, Citroën muestra su compromiso con la aventura y la competición, que forman parte del ADN de la marca. Un compromiso que prueba también la puesta en marcha, esta misma semana, de la Copa Citroën WRC de Sim Racing.