Compartir

El delantero portugués podría perder hasta 2.050 millones de euros si la causa de su presunta violación se materializarse en un proceso judicial. Sea culpable o no.

Desde que se hicieron públicas las acusaciones por parte de la modelo Kathryn Mayorga, sobre una presunta violación cometida por el jugador, las marcas miran con lupa al crack portugués.

Según ‘Forbes’, Ronaldo tiene un contrato vitalicio con Nike por unos 870 millones e ingresa otros 783 millones por sus publicaciones patrocinadas en diferentes redes sociales. A esto hay que añadir el montante de 400 millones de euros de todos sus patrocinadores. Si se suman estas cantidades, el delantero contaría con una fortuna estimada en 2.050 millones de euros. A los que habría que sumar su sueldo como futbolista de la Juventus de Turín (31 millones de euros).

“Estamos profundamente preocupados por las inquietantes acusaciones contra Cristiano Ronaldo y seguiremos de cerca el desarrollo de la situación” afirmó un portavoz de Nike hace escasos días. Por lo que se da a entender que la firma estaría valorando una rescisión de contrato con el deportista.

Si Nike cortara su relación laboral con el portugués, el efecto dominó (American Tourister, Herbalife y Tag Heuer) podría arruinar al luso.

Los abogados de Kathryn Mayorga acusan a CR7 de once delitos: violación, intento de asedio sexual, coacción para el fraude, agresión a una persona vulnerable, conspiración, difamación, abuso de proceso, tentativa de silenciar el caso, tentativa de concretar un acuerdo de no divulgación, negligencia y violación de contrato. La justicia norteamericana ha confirmado que tarde o temprano Cristiano Ronaldo será llamado a declarar en relación a esta acusaciones.