Quantcast
jueves, 29 octubre 2020 14:26

Blanco: “Tendremos controlado el coronavirus antes de julio de 2021”

El presidente del Comité Olímpico Español (COE), Alejandro Blanco, se mostró optimista ante la celebración de los Juegos de Tokyo 2020 porque, según él, la pandemia de la COVID-19 estará “controlada” antes de julio de 2021 e instó a la colaboración de las instituciones para afrontar el difícil futuro que se avecina por la crisis sanitaria y económica para el deporte español.

“Todo el mundo confía en la vacuna o en un remedio que permita controlar el coronavirus. En distintas partes del mundo hay avanzados remedios que estarían listos antes de final de año. Pero me preocupa más el camino que la meta, que las preolímpicos se puedan hacer. Si no está todo controlado no tendremos Juegos, pero tendremos controlado el coronavirus antes del 23 de julio del 21“, afirmó.

Así se manifestó Alejandro Blanco, tras la celebración este miércoles de la Asamblea General del COE, en la que se ha aprobado un presupuesto con un saldo positivo de cerca de 590.000 euros (588.985) para el ejercicio de 2019, y un superávit de casi 670.000 (669.859) para el actual de 2020.

También se ha acordado el traslado de las elecciones a la presidencia del COE, previstas para el primer semestre de 2021, pero que se celebrarán en el último trimestre del año que viene por el aplazamiento de Tokyo 2020 por el coronavirus.

“No es la primera vez que se hace. Con los Juegos Mediterráneos de Almería se celebraron en el último trimestre”, recordó Alejandro Blanco, que fue elegido presidente del COE el 29 septiembre de 2005 con la ex Consejera Delegada de la candidatura de Madrid 2016 Mercedes Coghen como rival en las urnas.

En este sentido, Blanco no desveló si volverá a presentarse a la reelección, pues, para él, lo más importante ahora es la vuelta a la normalidad y los entrenamientos de los deportistas, con el horizonte puesto en la clasificación olímpica para Tokyo, donde se espera -actualmente hay 210 con el ‘billete’- que haya 310 deportistas españoles.

“¿Reelección? Vamos a volver a la normalidad y trabajar día a día y después de los Juegos, hablaremos. Ahora lo importante es poder afrontar esta situación que nos viene y tranquilizar a los deportistas. Queda la vuelta a la competición, lo demás es lo menos importante. Veremos cómo evoluciona el sentimiento de las federaciones para plantearnos eso a la vuelta de Tokyo 2020″, subrayó.

El COE desconoce aún el coste que le supondrá el aplazamiento de los Juegos (“Nos va a costar más de lo previsto”, dijo), aunque dejó claro que los 25.000 euros que acaba de recibir del COI como ayuda por el retraso de Tokyo 2020 irán destinados a sufragar campañas de lucha contra la COVID-19 y a ayudas para los deportistas.

“No seríamos realistas si pensáramos que la situación no va a afectar al deporte español. Si pensamos solo en el deporte de competición nos equivocamos. Al deporte hay que darle la importancia que merece. Si pensamos que es imagen de España, innovación, los autónomos creando puestos de trabajo … entenderemos la magnitud del deporte y, entonces, la situación no es tan grave. Soy optimista en la disposición del ministro para atender nuestras peticiones”, señaló.

‘Fichaje’ de Belmonte y candidatura de Pirineos 2030

La presidente del Consejo Superior de Deportes (CSD), Irene Lozano; la campeona olímpica de natación, Mireia Belmonte; el Director de Asuntos Públicos de Presidencia de Telefónica, Francisco de Bergia; y el presidente de la Federación Española de Orientación, Francisco Gómez, se han incorporado como miembros de la Asamblea del COE. El ex secretario de Estado para el Deporte Santiago Fisas pasa a ser miembro emérito.

Blanco valoró la incorporación de Belmonte porque es “una figura emblemática” que debía estar en el organismo. “Si he introducido algo en la Asamblea del COE es deportistas. Están Gervasio, Miriam Blasco e Indurain. Ahora tenemos a cuatro campeones olímpicos. Los deportistas tienen que dinamizar la actividad de la Asamblea del COE”, indicó.

Acerca de retomar la candidatura de Pirineus-Barcelona 2030, recordó que existe una mesa de negociación en la que se tienen que sentar los gobiernos catalán y español. “Hay una gran candidatura, pero hay que esperar a que todo vuelva lo de antes. Es un gran proyecto, que tiene una dimensión más social que política de recuperación de un territorio. Iremos de la mano para presentar una gran candidatura”, aseguró.

Comentarios de Facebook