Compartir

El Real Madrid se ha impuesto con solvencia (75-94) a Fenerbahce Beko Istanbul en el duelo por el tercer y cuarto puesto de la final four de la Euroliga en el Pabellón Fernando Buesa Arena de Vitoria. Los pupilos de Pablo Laso fueron muy superiores en el primer cuarto (16-24), si bien es cierto que el conjunto turco tiró de galones y se fue dos puntos arriba al entreacto (40-38).

Ahí ha sido el momento en el que ha irrumpido la figura de Gustavo Ayón, el mejor jugador que ha pisado el parqué en el envite entre blancos y otomanos. El pívot azteca ha hecho gala de la calidad que atesora en la pintura, donde se ha movido como auténtico pez en el agua para frustración de un Zeljko Obradovic que ha sido incapaz de frenar las acometidas del mexicano (23 puntos).

No cabe duda que el Madrid podía haber estado perfectamente en la disputa del título este domingo contra Anadolu Efes Istanbul. Aun así, el vigente campeón de la Euroliga tendrá que ver cómo los turcos o el CSKA de Moscú, su verdugo el pasado viernes en Vitoria, coge su testigo en la mejor competición de clubes a nivel continental del deporte de la canasta. Tras no haber podido conquistar ni la Copa del Rey, ni el entorchado en el Viejo Continente, los de Laso se centrarán por completo en la consecución de un nuevo campeonato de la Liga Endesa.