Compartir

Mike Dean, uno de los árbitros más controvertidos de la Premier League, decidió gastar una broma a Sergio Agüero cuando quiso recoger el balón por su hat-trick.

Este domingo se enfrentaron el Manchester City y el Chelsea en un partido en el que Agüero jugó un papel fundamental. El City consiguió golear a su rival por 6-0 y tres de esos goles pertenecían al Kun. El argentino había sido sustituido unos minutos antes del final del encuentro, por lo que tras el pitido final, saltó al terreno de juego para llevarse al balón como es tradición. Mike Dean aprovechó para esconderlo en su camiseta y Agüero no pudo contener la risa al verlo:

El nombre de Mike Dean ya ha salido en los medios de comunicación en otras ocasiones, por sus amagos de celebrar los goles del Totenham y por su suspensión tras colaborar con una compañía de apuestas. Y al parecer, en esta ocasión tampoco quería dejar indiferente a nadie.