Compartir

El Real Madrid consiguió en la noche de ayer una cómoda victoria ante un tímido Getafe. Un gol en cada de las partes bastó para acabar con la resistencia de un equipo azulón del que se espera mucho esta temporada. 

Julen Lopetegui introdujo varios cambios respecto a la Supercopa de Europa. Nacho sustituyó a Varane en el eje de la defensa, mientras que Ceballos ocupó el lugar de un Casemiro que esperó su oportunidad en el banquillo. En la portería, Keylor Navas siguió bajo los palos, mientras que Thibaut Courtois se sentó en el banquillo. 

Por su parte, José Bordalás presentó un 4-5-1, una alineación pensada para aprovechar las oportunidades a la contra. Sin embargo, esto no dio resultado y el Getafe no inquietó la portería blanca a pesar de los cambios introducidos en la segunda parte. 

Dani Carvajal adelantó al equipo blanco tras un error de David Soria en el minuto 20, mientras que Gareth Bale aprovechó una buena jugada tras robo de Asensio para poner el 2 – 0 definitivo en el marcador.