Compartir

Gareth Bale y su novia Emma Rhys-Jones llevan más de 15 años de relación. Juntos han tenido tres hijos. La primera vez que intentaron casarse, tuvieron que atrasar su boda después de que el suegro del jugador blanco fuera encarcelado por fraude de 2,5 millones de euros.

Tiempo después, se propuso una segunda fecha: el pasado verano, pero por problemas relacionados con la familia de Emily Rhys-Jones hicieron que de nuevo tuvieran que cancelar la celebración.

La última fecha fijada había sido para este verano, pero según apunta el diario inglés 'The Sun', han tenido que cancelarlo de nuevo por tensiones familiares. 

Según comentan personas cercanas a la pareja, “quieren que las cosas se calmen para casarse, están muy enamorados pero tienen muchos problemas con los que lidiar”.