Compartir

La novena etapa del Tour de Francia ha dejado terribles consecuencias. Por un lado, las caídas, que provocaron el abandono de Richie Porte, uno de los candidatos a la victoria en París. Por otro, las heridas provocadas por el pavé, que ha marcado a los ciclistas hasta el final de la edición.

Uno de los ciclistas del pelotón, Bob Jungels, ha querido compartir con sus seguidores las terribles heridas provocadas por el pavé.

“De vuelta del infierno del norte, todo curado y camino a las montañas”, escribió el ciclista luxemburgués en su cuenta de Twitter.