Compartir

Cristiano Ronaldo arribó en Madrid el 6 de julio de 2009 y más de 85 .000 personas se dieron cita en el Santiago Bernabéu para asistir a su presentación. Ahora, nueve años después de su llegada, siendo máximo goleador de la historia del club y con dos ligas, dos copas, dos Supercopas de España, cuatro Champions League, tres Supercopas de Europa y tres Mundiales de Clubes en su palmarés, Cristiano puede despedirse del equipo blanco con rumbo a la Juventus de Turín.

Según informa 'AS', el astro portugués no quiere despedidas. A pesar de haber pasado a la historia del club no quiere más que decir adiós a su afición a través de un mensaje. Esta fría despedida pasaría a formar parte de los adiós más polémicos de la casa blanca en los últimos años. Se uniría a Raúl e Iker Casillas, otras de las dos leyendas del Real Madrid que se fueron por la puerta de atrás del club de sus vidas.

Cristiano Ronaldo pondría así rumbo a Italia para ser el futbolista mejor pagado de la Serie A italiana, ya que allí percibiría 30 millones fijos al año que llegarían a ser 40 en caso de percibir una serie de bonus por el cumplimiento de objetivos cada temporada. Su sueldo se acercaría al que tiene Messi en el FC Barcelona.