Compartir

La Fiscalía de Barcelona se está planteando pedir a la jueza que reabra la investigación sobre el trasplante de hígado realizado en 2012 al futbolista Eric Abidal, que fue archivada a principio de este año. Supuestamente, el hígado trasplantado habría sido comprado por el expresidente del Barça Sandro Rosell. El juzgado libró una comisión rogatoria a Francia para que averiguara si la donación por parte del primo del deportista fue desinteresada.

Fuentes de la Fiscalía indicaron que el ministerio público se plantea solicita la reapertura del caso al Juzgado de Instrucción número 28 de Barcelona, que lo archivó con el informe favorable del fiscal, tras recibir respuesta de las autoridades galas que no encontraron indicios de delito.

La causa se abrió como consecuencia de la intervención de varias conversaciones de Rosell por la Guardia Civil y la Policía, en la que el expresidente del club se jactaba de haber comprado un hígado para el trasplante de Abidal. Ahora, el ministerio público se plantea solicitar al juzgado que reitere la comisión rogatoria con petición expresa a las autoridades francesas para que tomen declaración al primo del exjugador, que donó una parte de su hígado.