Compartir

El España-Marruecos, emitido ayer por Telecinco, fue seguido por 11.560.000 espectadores,, 79.000 más que el partido contra Irán, que se había convertido en la emisión más vista de los últimos dos años, según informó este martes Mediaset.

El partido de ayer, en el que España logró clasificarse como primera de su grupo, que obtuvo un 70,3% de share, es el más visto desde el encuentro España-Chile del Mundial de Brasil 2014, con 13.229.000 espectadores y un 67,6% de cuota de pantalla.

El minuto de oro se produjo a las 21.55 horas con un 75% de share y 14.674.000 espectadores. El 'previo' concitó en torno a la pantalla a 4.180.000 personas y el 'post partido' a 9.640.000.