Compartir

El delantero del Real Madrid, Cristiano Ronaldo ha aceptado el acuerdo que la Agencia Tributaria le ofrecía. Según informa 'El Mundo', el jugador ha reconocido cuatro delitos fiscales que suponen una pena de 6 meses de prisión cada uno, en total dos años, por los que no ingresará en la cárcel, y el pago de una multa por una cantidad de 18,8 millones de euros.

Cristiano Ronaldo ha conseguido que se le reduzca el fraude, de los 14,7 millones a los 5,7 millones que se le imputan en este momento. Los 13,1 millones restantes serán abonados por el jugador en concepto de multas e intereses.

Cristiano Ronaldo termina así con cuatro años de problemas con Hacienda, que terminarán de cerrarse con la rúbrica del director de la Agencia Tributaria y con el traslado de la decisión al Juzgado de Instrucción número uno de Pozuelo de Alarcón. El jugador ha exigido que los dos años de prisión sean sustituidos por una multa.