Compartir

Jorge Lorenzo está fuera de Ducati. No correrá con una Ducati ni en 2019 ni en 2020. Tampoco se retirará. Lo hará con una Yamaha oficial integrado en una escuadra satélite. 

Así lo cuenta 'MARCA' en su edición de hoy. Estas fueron las declaraciones de Claudio Domenicali, el consejero delegado de la firma italiana, hace unos días:

“Es un gran piloto, pero no ha conseguido sacar el máximo de nuestra moto. Hay amargura con eso”

Suficiente para el mallorquín, que atendió a los medios de comunicación en el box de la firma boloñesa:

“No voy a entrar a valorar esas declaraciones. Lo que sí le voy a decir es que no soy un gran piloto, soy un campeón. De aquí a final de temporada voy a intentar por los fans de Ducati, dar el máximo de mí, como siempre he hecho, para intentar conseguir podios y, a poder ser, victorias con esta moto porque eso es lo que hacen los campeones”

Según 'MARCA', la opción más viable ahora es que la operación se haga con el patrocinio de Petronas y con El Pescao, Hafizh Syahrin, como compañero con la gestión de los dueños del circuito de Sepang, que ya tienen un equipo en Moto3 y otro en Moto2. Pero esas plazas ahora son de Marc VDS. 

De hecho, el nuevo conjunto podría dar trabajo a varios componentes de esa escuadra que seguiría sólo en la clase media.