Compartir

En una entrevista en el programa 'Pasión por el fútbol' en Argentina, Leo Mesi confesó que odia ir de compras. “Me gusta comprar ropa, pero no me gusta ir. Compro mucho por Internet. Me rompe las bolas ir, medirme, probarme, cambiarme… Por ahí, si acompaño Antonella me termino fastidiando, no me gusta”, dijo el jugador del Barça. 

El futbolista reveló que cuando le toca hacer 'shopping' aplica su propia estrategia para no perder tiempo: “Voy rápido, para no pararme. Voy, entro al local, hago lo que tengo que hacer y salgo”. Así lo recoge 'La Otra Crónica', la sección de corazón de 'El Mundo'.

LO QUE PEOR LLEVA DE LA FAMA

Messi ha reconocido que nunca se imaginó que iba a llegar tan lejos como ha llegado y que se siente “agradecido” por el trato que recibe de la gente allá donde va, pero también ha admitido que es muy tímido, que a veces le gustaría “pasar desapercibido” y que hay algo a lo que todavía no se ha acostumbrado de la fama.

“Cuando estoy con mi familia me gustaría pasar el rato con ellos con normalidad, sin tener las miradas de la gente encima (…) La verdad es que nunca me he acostumbrado a estar con mi gente y saber que me están mirando”, ha confesado Leo Messi.