Compartir

El jugador del Nápoles no ha sido el único denunciado, junto a él, los jugadores Paolo Cannavaro, jugador del Sassuolo y Salvatore Aronica, jugador del Palermo, también han sido denunciados. Según informa 'ABC', la Federación Italiana de Fútbol ha denunciado a los tres futbolistas por frecuentar encuentros con personas relacionadas con la mafia napolitana, como los hermanos Esposito.

Los equipos a los que pertenecen estos jugadores también han sido denunciados por la responsabilidad que tienen para con los jugadores. En concreto, a Pepe Reina se le acusa de “haber mantenido inapropiadamente relaciones de amistad” con Gabriele Esposito, condenado por delitos relacionados con el crimen organizado y con sus hermanos Francesco y Giuseppe, que tienen en propiedad una agencia de apuestas.