Compartir

La Federación Neozelandesa de Fútbol ha decidido acordar las mismas condiciones salariales a las jugadoras y a los jugadores del equipo nacional, según ha anunciado este martes, estimando que se trata de “un momento clave” para el fútbol del país.

La selección masculina, conocida como los All Whites, y la femenina, las Football Ferns, serán desde ahora tratadas de manera “paritaria”, tal y como explicó el director general de la federación Andy Martin. Concretamente las primas de partido y los derechos de imagen serán las mismas y las jugadoras viajarán en primera clase, como los jugadores.

Nueva Zelanda sigue el ejemplo de Noruega, que estableció las mismas condiciones salariales para sus selecciones nacionales masculina y femenina. Además, la Federación Neozelandesa de Rugby anunció este año que su equipo femenino, cinco veces campeón mundial, tendrá por primera vez contratos profesionales.

¿Se imaginan esto en España?