Compartir

José Mourinho ha cerrado un acuerdo con la Fiscalía y se comprometerá a pagar 800.000 euros a la Agencia Tributaria. El motivo por el que el entrenador de fútbol portugués desembolsará esta cantidad se debe a que no tributó el dinero correspondiente a sus derechos de imagen en los años 2011 y 2012.

Según informa el diario 'El Mundo', el actual técnico del Manchester United y ex del Real Madrid abonará esta cantidad para liberarse de la pena de 12 mese de prisión que pedía Hacienda por esos delitos.

No es la primera vez que es investigado por Hacienda. En 2015 Mourinho reguralizó su situación pagando 4,4 millones en concepto de cuota defraudada, por los 3,3 millones de euros que no declaró por derechos de imagen, aunque en este caso la Fiscalía reabrió el caso al comprobar que el portugués presento sus declaraciones sin tributar “con ánimo de obtener beneficio ilícito”.