Compartir

Gran parte de los equipos se habían quejado de que Ferrari utilizaba los gases de los escapes para ganar carga aerodinámica en las curvas de forma irregular, así como de la misteriosa leva en el volante de Raikkonen.

Pues bien, se ha conseguido que ahora las miradas están puestas en los coches italianos, también por parte de la máxima organización del automovilismo mundial, la FIA. Por lo visto, Ferrari consigue más energía de la permitida por el sistema eléctrico (ERS) y, por tanto, más caballos de potencia. 

Desde el pasado fin de semana, tras Bakú, la FIA está llevando a cabo investigaciones sobre los motores de todos los coches, pero el foco está claramente puesto en Ferrari, donde Vettel y Raikkonen siguen segundos y terceros en la clasificación general.

Según señala 'Auto Motor und Sport', en una información recogida por '20Minutos', Ferrari estaría utilizando una potencia mayor por vuelta que el resto (el ERS puede poner en marcha una energía máxima de cuatro megajulios, 160 caballos por vuelta), siendo uan práctica ilegal.