Compartir

El Valencia CF  tendrá que esperar su pase de Champions tras empatar ante el RC Celta de Vigo en un encuentro que acabó con un sabor agridulce para los valencianistas.

PRIMERA PARTE DISCRETA

El partido comenzó muy igualado con intentos a gol de los dos equipos, aunque el Valencia CF comenzó a dominar pasada los primeros veinte minutos. Los 'celestes' llegaron a pedir penalti en una jugada entre Wass y Toni Lato, el canterano evitó que el jugador del Celta llegara al balón por lo que la acción podría ser interpretable como tal. El Valencia CF continuó con su juego, replegado e intentando sorprender al rival y lo consiguió en dos importantes ocasiones. La primera de ellas de Andreas Pereira, quien disparó a portería tras un pase fabuloso de Gonçalo Guedes, el disparo fue blocado por Sergio Álvarez, que se encontraba muy bien colocado. Otra de las oportunidades por parte de los blanquinegros fue de Gonçalo Guedes, quien disparó a las nubes. El celta iba a gozar de algunas ocasiones, pero no demasiado claras, los celestes llegaron incluso a dominar los últimos minutos de la primera mitad.

CARLOS SOLER VUELVE A SU POSICIÓN ORIGINAL

El canterano Carlos Soler volvió a jugar donde brilló la pasada campaña y donde más ha jugado cuando estaba en el filial che. El partido del valenciano no fue del todo mal, suplió correctamente a un Parejo que estaba sancionado. Soler se asoció muy bien con su compañero Kondogbia durante el partido.

LA SEGUNDA MITAD FUE TREPIDANTE

Comenzó la segunda parte y lo hizo con un ritmo frenético, el equipo de Mestalla empezó dominando y atacando, destacable un disparo de Carlos Soler que no llegó a gol. Poco después se cumpliría la famosa 'ley del ex' y es que el gallego Santi Mina marcó al que fue su antiguo equipo. El gol valencianista vino tras una pérdida en campo propio del Celta que recuperó a Carlos Soler, este se la pasó a Guedes quien asistió con una fenomenal vaselina a Mina, que de primeras mandó el balón a la red. El Valencia CF se adelantaba y ponía el 0-1 en el marcador, era el minuto cincuenta y ocho.
El partido continuaba con los primeros minutos de dominio che, pero esto no iba a ser por demasiado tiempo. Tras el gol de Mina los de Unzué iban a saber reaccionar bien, cuatro minutos después, en el sesenta y dos, harían el gol del empate. Una falta en el lateral izquierdo lanzada por Wass permitió a Maxi Gómez rematar de cabeza sorprendiendo a Neto. El partido iba a ponerse en tablas (1-1).
A partir de este momento el encuentro se iba a romper y el ritmo iba a ser frenético. Ambos equipos gozaron de numerosas oportunidades que no se consiguieron materializar. Al finalizar el partido, el Valencia CF iba a gozar de una muy clara, el canterano Ferrán Torres erró un mano a mano que hubiera supuesto el gol de la victoria.

SANTI MINA VUELVE A SUS ORIGENES

El jugador gallego volvió a su equipo de toda la vida, aunque no fue bien recibido. Los pitos e insultos se repitieron durante todo el partido. Cumplió con la 'ley del ex' tras marcar a algunos de sus antiguos compañeros y provocó, nuevamente, los abucheos y pitos de la grada.

FERRÁN TORRES, UN ERROR QUE DUELE

El canterano Ferrán Torres entró en el minuto setenta y siete y jugó un partido activo. El valenciano tuvo un error importante a cinco minutos de acabar el encuentro y es que falló un mano a mano que hubiera supuesto el gol de la victoria. Tras este error se le pudo ver un poco desanimado.

FICHA TÉCNICA


XI del RC Celta de Vigo:
Sergio; Hugo Mallo, Cabral, Sergi, (Tucu Hernández, m. 71), Roncaglia; (Fontás, m. 19); Lobotka, Brais Méndez, Jozabed, Wass, Maxi Gómez y Pione Sisto (Mor, m. 80)
XI del Valencia CF: Neto; Vezo, Garay, Gabriel, Lato; Andreas, Kondogbia, Carlos Soler, Guedes; (Ferrán Torres, m.77) Mina (Vietto, m. 83) y Rodrigo.
Árbitro principal: Undiano Mallenco (Amonestó a Sergi Gómez, Vezo y Garay)

Observaciones: partido correspondiente a la jornada 34 en Balaídos ante 17.417 espectadores.