Compartir

Para todo aficionado barcelonista será un trago muy complicado de digerir, pero tendrá que asumir lo que es un hecho que se confirmará en pocos días. Andrés Iniesta dirá adiós al club de su vida después de la final de Copa entre Barcelona y Sevilla, según informa 'MARCA'.

Después del partido ante el Valencia, el centrocampista aseguró que tiene más que decidido su futuro: “Ya tengo decidido lo que voy a hacer. Estoy agradecido por el cariño de la gente, pero no va a cambiar mi decisión” señalaba. Al mismo tiempo, el Mundial de Rusia será casi con toda probabilidad su última cita con la selección española.

Su marcha no supondrá la retirada definitiva. También indica el medio citado que el manchego se marchará a jugar a la Superliga China, aunque se desconoce cual será su equipo la próxima temporada.

Philippe Coutinho será su recambio más inmediato en la plantilla, al igual que Arthur, procedente del Gremio. En el caso del segundo, el equipo azulgrana debe liberar una de las tres plazas de extracomunitarios que ocupan actualmente Yerry Mina, Paulinho y el propio Coutinho.